eres-pronador-o-supinador2

Pronador o supinador ¿Cómo saberlo?

Como bien sabréis si nos leéis a diario, normalmente, y cada vez que hablamos de consejos sobre el deporte, solemos enfocarnos de una manera bastante particular en todo lo relacionado con el entrenamiento de peso en gimnasio y otro tipo de plazas. Partiendo radicalmente esta norma, hoy queremos mostraros el primer post dedicado a los amantes del running al aire libre, esa otra rama que cada día cuenta con más aficionados y que tan buenos resultados puede llegar a proporcionarnos en todos los aspectos, especialmente en el de la salud y el buen funcionamiento del organismo en general. Os mostramos un pequeño tutorial que os servirá para conocer vuestro tipo de pisada y saber que calzado es el adecuado para ti. ¿Eres pronador o supinador?

pronador_0

Método

Aunque hay varias formas para aclarar esta situación mediante máquinas que normalmente encontramos en podólogos y otro tipo de centros de salud, lo cierto es que podemos realizar un sencillo test casero que nos saque de dudas con todas las garantías:

1. -Lo primero que haremos para saber si somos pronador o supinador, será descalzarnos en caso de que tengamos algún tipo de botín o zapato y, con los pies juntos, flexionar tres veces las rodillas (es muy importante que respetéis este número bajo cualquier concepto).

2. -Los resultados serán claros en función al comportamiento natural de nuestras rodillas en la última flexión:

  •  Si tus rodillas chocan: Eres pronador.
  •  Si tus rodillas se mantienen paralelas: Eres neutro.
  • En caso de que, al contrario que en los dos puntos anteriores, se separen la una de la otra, eres supinador.

 

¿En qué puede influir mi tipo de pisada?

Si bien podría parece algo sin ninguna importancia y que podemos pasar por alto sin que por ello suframos las consecuencias, os diré de una forma bastante personal que mi recomendación es que, antes de continuar practicando la carrera en la calle, comprobéis vuestras características en este sentido. Tanta importancia cobra el conocer si somos pronadores o supinadores que, en caso de que todavía no lo sepáis, os estáis exponiendo de una manera sencillamente alarmante a lesiones de diversa índole, repercutiendo este hecho en zonas tan diversas del cuerpo como puedan ser las piernas y sus articulaciones o la espalda sin ir mucho más lejos.

Conócete a ti mismo, demuestra que vas en serio con tu deporte favorito y busca unas plantillas que se adecuen a tu situación de la mejor forma posible. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.