clara-de-huevo

¿Para qué sirve la clara de huevo?

Como bien sabréis si lleváis o habéis llevado alguna vez una dieta a rajatabla relacionada con el deporte, uno de los alimentos más recomendados para los distintos tipos de alimentación es el huevo y más concretamente la clara de huevo. En el día de hoy intentaremos despejar todas las dudas posibles relacionadas con este alimento que tantos beneficios nos aporta si queremos conseguir resultados verdaderamente sorprendentes, ¿comenzamos?

Claras-de-huevo

La creencia popular

Conocemos de sobra que el huevo es una fuente rica en vitaminas y minerales, a la vez que también es popular el hecho de que la clara del mismo contiene una alta dosis de proteínas de origen animal pero ¿qué ocurre con el tan de moda colesterol?

Si bien la creencia popular ha sido siempre que la yema alberga una cantidad ingente de colesterol nocivo para el organismo, lo cierto es que se ha demostrado que, no solo esto no es así, sino que el temido colesterol viene dado por los alimentos que acompañan al huevo. Patatas fritas, carne roja o salchichas de diversa naturaleza, son algunos de los aditivos que terminan por “salpicar” la reputación del huevo.

 

Tómalo en fases de crecimiento

Especialmente recomendado este párrafo a personas que dediquen su vida al gimnasio y al entrenamiento de volumen por etapas, diremos que el huevo – a pesar de que es bueno para todo el mundo – resulta especialmente positivo para esos momentos en los que el desarrollo debe alcanzar su máximo exponente gracias a las proteínas, vitaminas E y B, y el hierro, cinc, yodo y selenio que se localizan en este importante elemento. Mi recomendación personal es que lo tomes en el desayuno o como post-entreno si lo que quieres es disfrutar de unos resultados verdaderamente óptimos.

CLARAS DE HUEVO

 

Valores nutricionales por 100 gramos

Hablando ahora puramente de la clara de huevo, veamos los valores nutricionales que se encuentran en 100 gramos de la misma:

  • Proteínas: 3,5 gramos.
  • Hidratos de carbono: 0,3 gramos.
  • Calorías: 49.
  • Vitaminas: A (105), B1 (0,05), B2 (0,18), B6 (0,06), D (1,8) y E (0,4).

 

Consejos de Pascual

Es curioso como, casi paralelamente a la fama de la clara de huevo en el deporte, se ha desarrollado durante muchos años Pascual como la principal marca en lo que a tratamiento de este alimento se refiere. Después de una larga búsqueda entre varios apuntes relacionados con esta materia que tenía guardados en un cajón, os dejo algunos de los consejos que la prestigiosa firma nos daba hace años para tomar la clara de la mejor manera posible y sin tomar riesgos innecesarios de ningún tipo:

1) El tratamiento térmico de la clara se realiza a temperaturas inferiores a 60ºC en tiempos menores a los 5 minutos.

2) La temperatura de enfriamiento es de 4ºC y el tiempo también inferior a 5 minutos.

3) Esta combinación de temperaturas y tiempos, así como la excelente calidad microbiológica de los huevos de partida aseguran la ausencia total de Salmonella en el producto.

4) La clara de huevo cruda posee una antitripsina que impide el ataque de sus proteínas por las enzimas digestivas y por tanto su asimilación.

5) La avidina es una proteína del huevo que se une a la vitamina H y la vuelve indisponible, pero es termolábil a pesar de todo.

6) Para obtener el máximo coeficiente de utilización digestivo , es suficiente, por ejemplo, modificar ligeramente la estructura física, es decir coagular por calor, o batir , lo que inactiva el factor antitirpsico. Además la ovoalbúmina cuya estructura ha sido modificada por el calor, favorece las secreciones pancreáticas y gástricas.

7) Aunque el huevo es un alimento rico en biotina, paradójicamente el consumo de huevos crudos puede ser responsable de una carencia de esta vitamina, “la enfermedad de la clara de huevo” . Esta patología es debida a la presencia de avidina que forma un complejo estable con la biotina. Esta patología es fácil de prevenir cocinando el huevo.

 

Resumiendo: Aunque en ese texto vemos un alto componente publicitario en los primeros puntos, lo cierto es que se pueden sacar algunas ideas sumamente interesantes que vemos ahora en cuando a la toma de la clara de huevo. Básicamente leemos entre líneas que la mejor manera de tomar este alimento es mediante un batido o calentado previamente para conseguir la asimilación máxima (recordemos que buscamos esto por encima de todo), ya que el proceso de pasteurización altera muy levemente la estructura de las proteínas de la clara y esto, sin lugar a dudas y puesto sobre una balanza, trae cuenta cuando lo que queremos es evitar el problema de la carencia de biotina.

 

 

 

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.