ejercicios de relajacion practicos

Ejercicios de relajación de Jacobson para reducir el estrés

Cuando hace hoy casi una semana desde que en De Ellos os diésemos algunos de los mejores consejos para reducir el estrés ocasionado en personas emprendedoras, hoy creíamos necesario mostraros algún ejemplo práctico aplicable al supuesto anterior y a cualquier otro de nuestra vida diaria. ¿Has llegado a ese punto en el que los exámenes no te dejan respirar?, ¿tienes próximamente una entrevista de trabajo sumamente importante y la ansiedad te supera por momentos?, ¿tu situación es como poco preocupante en lo que a los nervios y el estrés se refiere? Sea cual sea tu caso concreto, te recomendamos que sigas leyendo los ejercicios de relajación de Jacobson que hoy os presentamos, una de las terapias más recomendadas en todo el mundo desde hace años para personas con estrés acumulado.

ejercicios de relajacion para mejorar el estres

¿Qué nos aportará este método?

Antes de verlo en profundidad, sepamos qué es lo que nos va a aportar en todos los sentidos si lo realizamos adecuadamente:

  • Aumentar la capacidad de concentración y desarrollo de habilidades.
  • Mejora del sueño naturalmente.
  • Estabilización de pulsaciones y respiración.
  • Aumento de la autoestima.
  • Supresión de la hiperventilación y mejoras sustanciales en el proceso de respiración.
  • Disminución  y control de la tensión arterial.
  • Reducción de los dolores musculares.
  • Optimización de la circulación sanguínea.

 

¿En qué consisten los ejercicios de relajación Jacobson?

Los ejercicios de relajación Jacobson consisten en provocar una tranquilidad mental total, suprimiendo para ello la tensión muscular de todo el cuerpo provocada principalmente por la ansiedad, mediante la tensión y la relajación muscular voluntaria. En este proceso prestaremos especial atención a las sensaciones de todo tipo para maximizar resultados.

posturas

Paso a paso

  1. Para comenzar con nuestro proceso, cerraremos los ojos para evitar distracciones, tomaremos inspiraremos profundamente y mantendremos el aire cinco segundos. Pasado este período de tiempo, exhalamos lentamente y continuamos.
  2. Concéntrate ahora en tu frente, arrúgala fuerte cinco segundos y siente la tensión producida en ese punto. Relájala lenta y progresivamente durante veinte segundos, sintiéndola hasta que la tensión desaparezca por completo.
  3. Cerraremos ahora los ojos fuerte durante cinco segundos, sintiendo la tensión que se produce, y comenzaremos a relajarlos lentamente al igual que antes hicimos con la frente.
  4. Continuaremos apretando los dientes y labios, simultáneamente, durante cinco segundos, comenzando a relajarlos poco a poco y prestando especial atención a la sensación de bienestar que se irá produciendo en la boca.
  5. Es el turno del cuello. Ejercemos presión y lo mantendremos tenso otros cinco segundos, momento tras el cual lo iremos relajando y asimilaremos su sensación positiva.
  6. Seguiremos con los hombros, elevándolos y poniéndolos en tensión cinco segundos más. Los relajaremos y los dejaremos caer poco a poco.
  7. Haremos lo mismo con brazos, espalda y piernas, respectivamente, sintiendo la diferencia de tensión y relajación durante todo el proceso.
  8. Inspiramos profundamente y mantenemos el aire en los pulmones. Ahora sentiremos la presión del pecho y espiramos muy lentamente relajando todos los músculos de esta zona del cuerpo.

ejercicios de meditacion para mejorar el estres

Si aplicamos este pequeño tutorial paso a paso y de la manera correcta, veremos como al terminarlo nuestra sensación de paz es absoluta y la relajación está al mismo nivel en todos los sentidos. Comparte ahora en tus redes sociales esta técnica tan interesante y déjanos tu experiencia en un comentario para conocer tus sensaciones concretas.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.