distribuir nevera para comer bien

Distribuir bien la nevera para comer sano

Seguramente no te has parado nunca a pensar en la medida que tener bien ordenada tu nevera puede influir para cumplir a rajatabla esa dieta que te propusiste hace tiempo pero que, ya sea por voluntad o por una repartición incorrecta, no conseguir cumplir durante el tiempo adecuado. En el artículo de hoy voy a enseñarte algunos tips sobre cómo distribuir bien la nevera para comer más sano, algo que podría parecer una tontería pero que resulta mucho más crucial de lo que parece a la hora de la verdad.

Distribuir la nevera para comer bien
Grupo de alimentos

Orden psicológico

La mente, como en todas las facetas de nuestra vida, juega un papel sumamente importante en el tema a tratar hoy. Llenaremos el estante que tengamos a la altura de la vista o en su defecto el superior con comida lo más sana posible (frutas y verduras en su mayoría).  Según afirma un estudio de la Universidad de Cornell en el Reino Unido, hay un 2,7 más probabilidades que te alimentes adecuadamente si la comida que necesitamos está dentro de nuestro campo de visión.

Tal y como dicen los responsables de esta prueba: “Por eso los fabricantes pagan más a los supermercados para que pongan sus productos a la altura del ojo“.

La importancia de empaquetar

Aunque posiblemente continuamos en el sector de lo psicológico, hay que destacar que el contar con muchos recipientes de pequeño tamaño nos hará tener una tentación mucho más grande que si optamos por combinar alimentos en tuppers más grandes. Mi recomendación es que en cada uno de estas “fiambreras” introduzcas una comida completa.

distribuir nevera para comer bien

Cuidado con los tentempiés

Si tienes fritos y dulces en cantidades industriales, esconde estos últimos en lugares en los que casi ni recuerdes que los tienes para que no te resulte fácil acceder a ellos. Piensa que si en lugar de comida basura tienes a mano comida mucho más sana, accederás antes a lo que sí debes comer que a lo que debería estar prohibido en cualquier dieta.

Sal más y compra menos

Es verdad que puede sonar a medida desesperada, pero está demostrado que las personas solemos reducir radicalmente el consumo cuando los recursos escasean a modo de medida de supervivencia, algo que nos viene a decir que compremos más a menudo y menos cantidades. Si tenemos la costumbre de realizar una sola compra a la semana, nos daremos cuenta de que comemos más precisamente por ver la nevera más llena.

Si ya has comenzado a poner medidas y a distribuir bien la nevera para comer sano, te invitamos a que nos dejes en un comentario tus trucos para que el ser goloso que llevamos dentro esté bajo control.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.