cuanta sal tomar al dia

¿Cuánta sal tomar al día?

Tomar sal en exceso supondrá, además de dotar de un incremento de sabor a distintos alimentos, un riesgo no precisamente pequeño de padecer enfermedades cardiacas y los siempre presentes ataques al corazón asociados. Aunque lo recomendable llegados a este punto es reducir drásticamente la cantidad total de sal ingerida (siempre se ha dicho que los alimentos traen ya de por sí justo la que necesitan), veremos a continuación los puntos más importantes de este importante aditivo en las comidas para tenerlo siempre bajo control. ¿Cuánta sal tomar al día?

exceso-sal-alimentos

¿Cuánta sal tomar al día?

Apoyándonos ahora en lo que recientemente se publicó desde el departamento de agricultura de los Estados Unidos, diremos que la cantidad de sal diaria nunca tendrá que superar los 2,3 gramos, teniendo que reducir esta cifra si contamos con más de 51 años de edad y padecemos diabetes, caso en el que la toma por jornada no superará jamás los 1,5 gramos.

 

Cómo hacerlo

¿Cómo podemos calcular exactamente la sal que tomamos y, lo que es más importante, controlarla? Pues aunque lo cierto es que esto es una misión difícil como pocas, procederemos desde este mismo instante a reducir casi a cero la ingesta de snacks de cualquier tipo y prestaremos muchísima atención a los alimentos que desayunamos cada día, una comida que se ha podido demostrar es en la que más sodio aportamos al organismo.

sal

Por otra parte, mirar la cantidad de sal en la etiqueta de los alimentos que vayamos a tomar nos llevará a confusiones en más del 90% de casos al no distinguir entre la sal añadida de la natural, algo que por el contrario sí se hace con los azúcares y ante lo que lo mejor será comer mucho más inteligentemente.

¿Sueles comer 5 veces al día con 2 comidas intermedias de esas 5 y 3 “principales”? En ese caso, limitarás a 0,38 gramos, aproximadamente, la sal en cada una de estas tomas, sabiendo de igual manera que si comes algo menos en cada una, lógicamente la cantidad de sodio se reducirá considerablemente.

 

¿Qué ocurre si no controlamos la sal?

Este es un punto obligatorio antes de terminar. Si no controlamos la sal ingerida, nos expondremos a un aumento de problemas coronarios derivados de la subida en la presión sanguínea. Para que podamos hacernos una idea mucho más clara, comparemos la sal con un tapón, un cierre que bloqueará el paso de la sangre y de este hecho es del que surgirán los indeseados y peligrosos problemas. Ahora comienza a reducir la toma de sal y a beber mucha más agua para ir “destruyendo” el citado tapón en pro de tu salud. Estar sanos, depende de nosotros.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.