come pescado azul

Consume pescado azul para prevenir los resfriados

No voy a descubrir nada nuevo si me lanzo a afirmar que un resfriado es la mejor manera de cortar una rutina deportiva tajantemente por la mitad. Dado que no debemos continuar entrenando si no queremos que el mal sea todavía mayor que el que nos ocasiona la congestión y los estornudos comunes, en el día de hoy voy a proponerte una de las mejores armas naturales – y evitando todo tipo de medicamentos – para prevenir el caer en las garras de esta afección. Te explico por qué debes incluir el pescado azul en tu dieta para prevenir los resfriados.

come pescado azul

¿Por qué el pescado azul?

La explicación sencilla de todo esto es que al consumir pescado azul en cualquiera de sus variantes (depende en gran medida de los gustos de cada persona), nos ayudará a luchar contra la inflamación y a activar, respectivamente, las células naturales encargadas de suprimir los gérmenes.

Las mejores opciones

Aunque siempre he sido un firme defensor de las propiedades del atún, te mostraré las mejores alternativas de pescado azul para que tomes la que mejor se adapte a tu paladar:

  • Salmón: Con una amplísima variedad de recetas para aplicarlo, el salmón es una incesante fuente de proteínas de alta calidad con ácidos omega-3, vitamina B6 y B12, magnesio y fósforo. Mi recomendación es que lo comas a la plancha.
  • Trucha: Siendo un pescado de río, resulta bastante más barato que el salmón y que otras opciones de mar. Su carne es mucho más baja en Kcal que otros pescados y contiene una buena dosis de vitaminas B3, A, potasio, hierro y fósforo.
  • Atún: No hay sitio en el que no lo encontremos. Con el sabor, para mi gusto, más atractivo de todos, te recomiendo tomarlo sin aceite y muy bien escurrido para absorber sus proteínas, vitaminas y minerales. Si no quieres que el precio se dispare, cómpralo en lata.

Estudio especializado

A modo de curiosidad antes de terminar, voy a contarte las conclusiones de un reciente estudio realizado en este campo hace bien poco en el Reino Unido.  Después de someter a diversas pruebas a personas de distintas características, se llegó a la conclusión de que los que habían estado ayudándose de suplementos basados en el aceite de pescado (con un mínimo de 1,3 gr de ácido eicosanpentanoico y 0,3 gr de DHA) durante las seis semanas del plan, tenían una actividad inmunológica mucho mayor que el resto tras finalizar su entrenamiento que quienes estuvieron tomando placebo.

come pescado azul

Utiliza el pescado como arma definitiva contra el mal más molesto de según que épocas del año y cuéntanos tu experiencia al respecto.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.