como conseguir un afeitado perfecto

Consejos para conseguir un afeitado perfecto

Mientras que hace unos pocos días os mostrábamos la comparativa entre la maquinilla eléctrica y la cuchilla tradicional para obtener los mejores resultados en función a nuestro tipo de barba, hoy nos gustaría mantenernos en este terreno dando a todos nuestros lectores los mejores consejos para conseguir un afeitado perfecto.

La preparación

consejos para afeitarse optimamente

Comenzaremos por la preparación de cara a un correcto afeitado. Es de crucial importancia saber que si no nos esmeramos lo suficiente en estos pasos, jamás lograremos la suavidad deseada ni la vistosidad que pretendemos con este tutorial, así que pon especial atención a las siguientes líneas:

  • Prepararemos nuestra cara ablandando la piel con agua caliente para así abrir el máximo número posible de poros.
  • Si está en tu mano, opta por afeitarte por la mañana, momento del día donde los músculos faciales estarán menos tensos que en el resto de la jornada.
  • Aunque no es para nada lo habitual, contempla el uso de aceite de almendras para exfoliar la cara y eliminar las células muertas la noche antes al rasurado, notaremos como tenemos la piel bastante más resbaladiza y, en consecuencia, bastante más preparada para el proceso al que la enfrentaremos.
  • Descarta las cuchillas desechables, no apurarán la barba y además incrementarán sustancialmente el riesgo de cortes.
  • Después de aplicar una espuma que sepas funcionará bien para tu caso concreto – véanse las espumas para barbas duras, para pelos enquistados o para pieles sensibles sin ir más lejos – dejaremos reposar durante 2 minutos para que el efecto sea total.

El afeitado

como conseguir un afeitado perfecto

Llegó la hora de la verdad. Ahora toca pasar la cuchilla para conseguir nuestro objetivo:

  1. A pesar de que para ciertos tipos de barba como la mía es casi irremediable el abusar del contrapelo, evítalo si te es posible para no someter a la piel a la agresividad extrema que supone.
  2. Si tienes una barba larga de semanas o meses, pasa primero una maquinilla eléctrica que rasure para que, tan sólo posteriormente, puedas apurar con la cuchilla.
  3. Comienza por las mejillas y el cuello para finalizar con la zona de la perilla y el bigote. Estos dos últimos sectores suelen ser los de vello más duro y si les dejamos la espuma un mayor tiempo conseguiremos optimizar el resultado.
  4. Estira la piel en la zona a afeitar y humedece la cuchilla cada pocas pasadas.
  5. ¿Has terminado ya? Ahora aplica agua muy fría por toda la cara para cerrar los poros y extiende algún bálsamo after shave para reducir el trauma causado.

Como sabemos que cada caso es bastante singular, déjanos tu comentario y comparte el post en las redes sociales para saber tus trucos personales.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.