masaje deportivo1

Masaje deportivo

A pesar de que muchos no cuentan con una titulación específica de quiromasajista o fisioterapeuta que les permita desarrollar la labor de masaje deportivo con total seguridad y profesionalidad, lo cierto es que, a veces, sí que se hace necesario el tener ciertos conceptos básicos para evitar males mayores ante imprevistos que surjan durante el entrenamiento en gimnasios, al aire libre o de cualquier otra índole.

Veamos algunos tips sobre éste tipo de masajes que siempre hay que respetar para conseguir “mantener” o evitar la expansión de una lesión de seriedad interviniendo en el momento oportuno.

¿Qué es el masaje deportivo y para qué sirve?

Éste es un medio físico y manual que nos permitirá mejorar el rendimiento y cuidado del deportista.

Dentro de su multitud de aplicaciones, encontramos las más tradicionales como puedan ser la puesta en forma óptima para el desarrollo de una labor deportiva, la prevención de lesiones y la aceleración de la posible rehabilitación que podamos necesitar ante la caída en una de ellas.

¿Cuándo debe aplicarse?

  • Calentamiento muscular. Es casi obligatorio realizar un masaje adecuado antes de competir en caso de que estemos en esta situación.
  • Aumentar la circulación muscular. Esto conseguirá una oxigenación óptima.
  • Descarga muscular y recuperación. Dentro de este apartado es donde encontramos los masajes de recuperación, el masaje drenaje linfático y el de retorno venoso.
  • Limpieza de la piel mediante la fricción.
  • Estimular y dar energía a los musculos.
  • Como profiláctico frente a diversas lesiones que tradicionalmente ocurren de forma inevitable.

masaje deportivo tips

Conceptos básicos

  1. Posición: Es extremadamente importante realizar el masaje sobre una superficie que sea lisa, firme y cómoda para paciente y masajista respectivamente, esto hará que los músculos objeto del masaje se relaje adecuadamente para el posterior tratamiento de los mismos.
  2. Sé progresivo: En caso de tener que realizar varias sesiones de masaje, lo haremos de forma progresiva y de menos a más.
  3. Respeta un orden: El orden será SIEMPRE espalda, glúteos, muslos, pierna y pie,  parte ventral; pierna, muslo, abdomen, caja toráxica, y cuello.
  4. Cuidado con los niños: Siempre realizaremos masajes mucho menos intensos y de menos duración que un adulto dada la sensibilidad de las diversas zonas a trabajar.

¿Cuándo evitar hacer un masaje?

Para terminar os diremos que no debéis hacer ningún masaje – ni ser masajeados – cuando veamos algún tipo de inflamación aguda, afección cutánea, lesión en la piel o tengamos propensión a la hemorragia y varices.

 

De igual modo,  no lo aplicaremos si notamos la presencia de cálculos en la vesícula biliar o en los riñones,  o hernias.

como hacer un masaje deportivo

Hasta aquí nuestros Tips sobre Masaje deportivo, ¿qué te ha parecido éste artículo?, déjanos un comentario. :)

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.