perder peso despues de navidad

Cómo perder peso después de Navidad

Después de las fechas tan señaladas en las que nos encontramos llenas de manjares, bebidas con alcohol y atracones de infinitas proporciones para nuestros cuerpos, es normal que cuando procedamos a pesarnos a principios de enero veamos que la báscula no solo no ayuda sino que parece insultar a nuestra lógica con las cifras mostradas en cualquiera de los casos. Hoy queremos echarte una mano en la aventura de soltar el lastre que no necesitas de la mejor manera posible, con una buena alimentación, siguiendo una rutina de ejercicios adecuada y, a grandes rasgos, consolidando unos hábitos de vida mucho más saludables de los que ahora podamos comenzar a experimentar durante las comidas de diciembre y de enero en menor medida.

perder peso después de navidad

Tipos de kilos

Tenemos dos tipos de sobrepeso acumulado en fechas señaladas como la Navidad, el peso en líquido y el peso de grasa. En el caso del líquido, acumulado por el excesivo consumo de sal en las comidas, bastará con beber entre 3 y 4 litros de agua al día (nunca bajando de los 2) para perderlos rápidamente y casi sin daros cuenta. En el caso de la grasa, seguid leyendo.

La dieta

Más que preparar un plan específico para el que necesitaríamos los datos de cada uno de ustedes, vamos a ver los puntos clave que no deberéis saltaros por nada si queréis conseguir el éxito tan ansiado en vuestra misión:

  • De 4 a 6 comidas diarias: En forma de pequeñas ingestas y evitando así la clásica rutina de las 3 comidas al día. De esta manera, mantendremos el metabolismo activo las 24 horas, quemando mucho más de lo que haríamos de la forma tradicional y teniendo para ello que dejar entre 3 y 4 horas entre cada consumo de alimentos.
  • Toma fibra: Y si es de manera abundante – especialmente en el desayuno – muchísimo mejor. El objetivo de la fibra y de los antioxidantes no es otro que el de ayudar al cuerpo a desintoxicarse (valga la redundancia) reduciendo el estrés acumulado en las células. Los alimentos clave son la fruta y los cereales.
  • Proteína, tu prioridad: Así es, ya que si no tomamos este nutriente tan necesario, veremos como la masa muscular se consume y los resultados generales no son los mismos ni por asomo. Buscad el pavo, pollo, pescado, huevos y en menor medida, la leche. Si os consideráis adictos a la leche, intentad que esta sea desnatada.
  • Baja la grasa: Partimos de la base de que la grasa es lo que deseamos perder. Reduciremos la ingesta, en medida de los posible, de toda la grasa saturada procedente de alimentos no naturales y procesados de cualquier fuente.
  • Bebe agua: Si bien os lo ponemos un poco más arriba, lo repetimos en los puntos importantes de la dieta. Bebe agua continuamente, completando al día los 2 litros como mínimo y alcanzando los 3 en caso de que te sea posible.
  • Se acabó la sal: Puesto que ella es la única culpable de la retención de líquidos en el cuerpo que también nos hacen poner kilos de más. Partiendo de la base de que todos los alimentos existentes tienen la sal que necesitan, se acabó el tomar sal de más.

El ejercicio

Hemos visto uno de los factores principales a la hora de desintoxicarnos pero ¿y el ejercicio?, ¿es necesario? Pues sí, y no solo es necesario sino que además de serlo nos ayudará a sentirnos mejor con nosotros mismos durante el resto de año. Pasemos a ver los tips básicos de cara a una rutina saludable.

  • Cambia tus hábitos: Si por ejemplo subes en ascensor en lugar de por las escaleras o bajas del autobús en la parada más cercana, modifica eso e intenta forzar sin excederte a tu cuerpo a que ande y realice un pequeño esfuerzo en cada actividad contemplada. Tenemos que restringir al 100% la vida sedentaria.
  • Sal a correr: Supongamos por un momento que no nos apetece apuntarnos al gimnasio pero sin embargo si que queremos hacer algún tipo de ejercicio más exigente. Mi recomendación es que salgáis a correr a la calle, comenzando por caminatas de 45 minutos/1 hora a ritmo moderado-rápido e introduciendo, dos o tres días después (dependerá del estado actual en el que os encontréis) intervalos de 3 minutos corriendo a un trote suave para finalizar caminando de nuevo. Si consideráis que estáis capacitados solo para correr, dedicad 30 minutos diarios – de 4 a 5 veces en semana – a correr a ritmo suave para aliviar la carga de las fiestas.
  • Haz abdominales: Ejercitar tu recto abdominal supondrá un combo perfecto con la dieta para terminar de quedarte todo lo limpio que deseas y sin que por ello tengas que acudir al gimnasio. Una rutina muy buena para empezar, es hacer 3 veces en semana los siguientes ejercicios que podéis ver en la imagen:

Rutina abdominales

Ahora tan solo os queda leer este post las veces que os resulten necesarias y poneros manos a la obra ya sin dejar pasar un minuto más para ello.

Si os ha parecido útil el artículo, por favor compartidlo en vuestras redes sociales! :)

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.