como mejorar los estiramientos

Cómo mejorar nuestros estiramientos

De manera un tanto increíble y sin ningún motivo concreto, es bastante generalizado el hecho de comenzar a entrenar, independientemente a la actividad que vayamos a realizar, sin calentar o estirar correctamente de forma previa. En el presente post que hoy os presentamos, os enseñaremos cómo mejorar nuestros estiramientos, faceta que todo buen deportista debería incluir en su rutina diaria a modo de preparación muscular y prevención total de lesiones potenciales relacionadas.

El reflejo miotático

Aprenderemos a continuación un par de vías para anular o mejor dicho engañar a este nuevo concepto, término que se refiere directamente a una contracción muscular automática que el cuerpo realiza para evitar que un músculo se estire en exceso. Esto es importante reseñar que funciona de forma totalmente autosuficiente y sin participación por nuestra parte, parcela en la que intervendremos con dos métodos de estiramiento claramente diferenciados indirectamente.

reflejo-tendinoso-de-golgi

 

Métodos de estiramiento

Stretching

 Para comenzar con la primera de nuestras vías, el Stretching, adoptaremos la posición para estirar nuestro músculo deseado de manera muy lenta. Con esto conseguiremos que el reflejo miotático sea incapaz de “detectar” un estiramiento brusco y así que interfiera en nuestro proceso. Mantendremos nuestra posición 25 segundos en el punto final, período de tiempo que no servirá para terminar de suprimir por completo el temido reflejo y así continuar exitosamente con nuestra actividad.

consejos para mejorar tus estiramientos etreching

Una vez nos tomemos unos 20 segundos de descanso, ahora lo que haremos será forzar al cuerpo un poco más, realizando el mismo movimiento pero un poco más al límite. Si lo estás realizando como te decimos, te darás cuenta de que cada vez tu rango de estiramiento es mucho mayor y, en consecuencia, el riesgo posterior de lesión es casi nulo.

 

Método Solverborg

El objetivo de este segundo método es el mismo que veíamos en el caso anterior: Anularemos el reflejo miotático del músculo a trabajar . Para ello, lo que haremos en esta ocasión no será otra cosa que preagotar nuestro musculo con una contracción isométrica.

Comenzaremos por estirar durante 15 segundos, período tras el cual relajaremos nuestra zona muscular y comenzaremos muy lentamente a realizar el estiramiento de forma más profunda.

Aunque no lo exteriorizaremos de ningún modo, con el método Solverborg logramos que el reflejo miotático no entre en acción (al haber preagotado el músculo) y que no tenga la energía suficiente para evitar el estiramiento deseado.

como mejorar los estiramientos

Antes de terminar, te diremos que estas dos vías de estiramiento son aplicables a cualquier músculo de nuestro cuerpo y totalmente recomendables para realizar en el día a día. Déjanos ahora tu comentario con alguna experiencia propia o lesión ocasionada por no estirar y comparte el post en las redes sociales del momento.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.