consejos para evitar la irritación al afeitarse

¿Cómo evitar la irritación al afeitarme?

Ya sabemos cómo conseguir un afeitado perfecto, también aprendimos hace algún tiempo los distintos tipos de barba y sus significados pero, ¿sabes cómo evitar la irritación al afeitarte? Te enseñamos varios consejos con los que evitar este temido mal que puede llegar a ocasionar sangrados, molestias y distintos tipos de problemas que para nada tenemos que esquivar. Comencemos.

Aféitate en la ducha

O en su defecto, hazlo justo después de ducharte. Aunque he de reconocer que jamás había probado a afeitarme dentro de la ducha, lo cierto es que una vez lo pruebes observarás como, gracias a la apertura de poros que el agua caliente y el vapor ocasionan, la experiencia del afeitado es muchísimo más agradable de lo normal y el reblandecimiento de la barba es total.  ¿Beneficios principales? Pues que además de evitar la irritación, emplearemos menos tiempo y el apurado será total.

NO al alcohol

Ya que se ha demostrado mediante distintos estudios que el alcohol lo único que logrará será resecar la piel. Poniendo un símil bastante simple, diremos que, igual que ocurre después de una noche de excesos en la que incluyamos el alcohol como “ingrediente”, al afeitarnos y emplear este complemento notaremos una sensación de cansancio y fatiga para nada buena.

Lo importante de la dirección

Siempre intentaremos afeitarnos – a menos que nuestro vello sea extremadamente duro – en la dirección de crecimiento y aclarando nuestra cuchilla cada 1 o 2 pasadas para asegurar su limpieza total. Si te afeitas con una cuchilla obturada, no conseguirás absolutamente nada.

Enjuaga con agua

Cuando acabes de afeitarte y aunque este consejo ya te lo dimos en una comparativa anterior, aclararás la cara con agua fría de manera que logres cerrar rápido los poros, algo que te liberará de restos de suciedad y evitando que se reproduzca la grasa facial que tan mal impresión da siempre.

Aftershave para acabar

También haré aquí autocrítica al reconocer que, por prisa o por dejadez, muchas veces uno evita echarse después del afeitado su loción aftershave. Esto es un error de los que hacen época, ya que además de suavizar y calmar la piel después de la erosión ocasionada, de cara a un futuro notaremos como la misma se nota mucho más hidratada y protegida durante toda la jornada diaria, algo para nada despreciable cuando es necesario afeitarse cada dos días.

Cuéntanos ahora tu método de cuidado personal para evitar la irritación durante el afeitado y haz que todo el mundo aprenda compartiendo el post en las redes sociales.

Acerca de Juan José Hernández

Titulado como entrenador personal IFBB y ejerciendo como blogger durante todo el tiempo posible, soy un loco de las tecnologías y el deporte, que se divierte con lo que hace y que cree fervientemente en que “aprendiendo a morir se aprende a vivir mejor”. Puedes seguirme en Twitter y en Facebook.